Jamones ibéricos

Los jamones ibéricos siempre han sido uno de los productos principales gastronómicos de España. Estos, al hacerse plenamente con cerdos de sangre pura ibérica, tienen un sabor único, por eso muchas marcas de jamones ibéricos han llegado a tener el título del mejor jamón del mundo. Tienen la pezuña negra, por eso también podremos oír habla de ellos con el nombre de jamones de Pata Negra. Pero, sea como sea su nombre, siempre estaremos pensando en unos únicos jamones, con su sabor, su color y su aroma, los jamones ibéricos.

Historia de los jamones ibéricos

Miles de personas han querido descubrir cómo y quién empezó la producción de jamones ibéricos. La carne, desde la evolución de los humanos, ha sido uno de los alimentos básicos que hemos tenido, debido a los altos niveles de proteínas que tiene. El cerdo siempre ha sido uno de los animales que más se criaba para sacar la carne de él, también porque de este animal se puede aprovechar todo.

Así que la mayoría de personas trasladan la producción de jamones ibéricos a la entrada de los rmanos en la Península Ibérica, igual que producían vino, aceitunas o miel.

Aun así, en algunas investigaciones que se hicieron descubrieron una pata de cerdo fosilizado de hace más de 4.000 años, por la época de los fenicios. Así que hay una mayor posibilidad de que los jamones ibéricos se fabricaran mucho antes de la llegada de los romanos.

Entre los años 60 y 70 de la edad moderna los jamones ibéricos tuvieron una gran importancia, después de la peste porciona, y en la que los cerdos ibéricos se consideraban la comida más adecuada para la gente más pobre. Se hicieron dos tipos de industrias: las de masa, que hacían jamones ibéricos de una calidad más baja, para que lo pudiesen comprar la gente más pobre, y las industrias de calidad, que hacían jamones ibéricos de una calidad superior para la gente con más dinero.

Los mejores jamones ibéricos

A continuación os doy las denominaciones de los jamones ibéricos que están considerados como los mejores, los que se realizan en las industrias de calidad.

  • Beher Etiqueta Oro. Estos jamones ibéricos se realizan en la empresa Bernando Hernández, en la ciudad de Guijuelo, principalmente, y en otras ciudades montañeras de Extremadura. Una pieza entera suele valer entre unos 445 Euros el kilo.
  • El Zancao. Estos jamones ibéricos se realizan con cerdos ibéricos puros criados en la finca Aribes de Duero, situdada en Salamnca. Tiene un sabor intenso y suave a la vez, por eso nos valdría 38 Euros el Kilo.
  • Sierra Mayor de Jabugo Gran 10 vetas. Los jamones ibéricos de esta denominación se pasan 36 meses en la bodegas para su curación. Por eso encontrarás en él un punto de sal perfecto que hace que tenga una pinta y un sabor irresistibles. Te valdría 56 Euros el kilo.
  • Joeslito Gran Reserva. Es la marca de jamón ibérico más conocida. Su curación se hace en las sierras de Guijuelo al aire libre. Solo se dan a vender 40.000 piezas al año, así que existen muchas imitaciones. Están en la bodega entre un período de 24 a 30 meses, y cuesta 70 Euros el kilo comprando una pieza entera.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *